martes, 21 de junio de 2011

La euskonormalidad vuelve a euskalherria

Ultramontanos y ultramontanas y ultramontanes todos y todas y todes, con la vuelta de los Hijos Prodigos a las instituciones, Euskalherria recupera la normalidad habitual, lo de siempre, lo que debe ser. Gracias al Partido y a no pocos tontos útiles, Bildu ha sido legalizada, y ya podemos disfrutar de sus logros.



¿No hemos sufrido bastantes los vascos auténticos viendo como gentes armadas entraban en nuestros ayuntamientos, diputaciones o parlamento?. ¿No era claramente una amenaza nada velada a nuestras instituciones el ver a estos pistoleros a las ordenes de españolistas irredentos?.

El megavasco es pacífico por naturaleza, y a menudo tenemos que soportar la violencia del maketo común, siempre amenazante y con craneo catalogable como propio de delincuente según la siempre exacta ciencia de la frenología. ¿Se acuerdan de Joseba Pagazaurtundua al frente de la misma policia que hoy impide que se metan armas en el consistorio?. No me dirán que no hemos avanzado hacia la euskal-paz eliminando esquivando todos los obstáculos.

En definitiva, consideramos acertados estos cambios, siempre en pro de la paz de los sepulcros blanqueados. Ah, y en Donosti creemos que avanzaremos con las mismas y fantásticas eusko-formas.


6 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Que es que los maketos no terminan de entender lo que es NORMALIDAD nacionalista, lo más grande que se ha fundado después de las cámaras de gas de Adolfito.

Señor Ogro. dijo...

Don Javier, los peneubasunos han inventado algo mucho mejor que las cámaras de gas. A fin de cuentas, aquello de las cámaras era mal visto incluso por la propia población.

Pero el invento peneubasuno es mucho mejor. Se presiona al no creyente de la causa, hasta que la gente lo odia; se logra que se vaya, humillado, o que alguien le meta un tiro, en cuyo caso, la sociedad lobotomizada seguirá jugando al mus.

Esto es, es una suerte de limpieza cuasi-étnica, donde o se silencia y se expulsa; o se asesina al disidente , con el premio silente de la población, auténtico "infierno de cobardes", como aquella película de Eastwood.

Natalia Pastor dijo...

Así los tienen más a mano para darles el fraternal abrazo del oso euskaldun al modo sabiniano, sin molestos testigos de vista que rompen el momento romántico.

¿Cómo va a ser lo mismo escupir o amenazar de muerte al concejal del PP con el escolta a un metro, que allí sólo, como un gazapo asustado rodeado de alimañas?.
¿Cómo va a percibir el escalofrío que proporciona la mirada criminal del gudari fecal con pendiente en el lóbulo derecho y greñas de perroflauta, si está el escolta al lado de la incauta víctima?.

Como decía don Antonio Mingote: "País Vasco; ven y cuéntalo"

Señor Ogro. dijo...

Doña Natalia, es grotesco ver por un lado a Rubalcaba intentar arreglar este desaguisado de los escoltas (es gravísimo), pero por otro lado mantener que Bildu es democrático, que no creen en la violencia, etc.

A saber, que Bildu es Batasuna-ETA, pero que a la vez no lo es. Cosas del relativismo socialista.

José Antonio del Pozo dijo...

Soberbio, señor Ogro. Y la foto garitana, tan riente él con el tapado ku-klux-klanesco de la abertzalidad, oro en paño. Hagámonos seguidores de nuestros blog, si te piacce. El discurso rubalcabo de las dos lupas, del algo hemos hecho mal, de sí pero no, es la misma doblez de siempre, esa ambigüedad calculada que confunde una y otra vez a lagente, y en la que chapotean ellos encantados de haberse conocidos socialistas.
Saludos blogueros

Señor Ogro. dijo...

Don Jose Antonio, con Rubalcaba ya no podemos hablar de ambigüedad, sino de complicidad con la ETA, y ya no sólo por aquella cosa infame del Faisan; de la que por cierto, hace que no se habla.

La posible ambigüedad va destinada a ese electorado servil, entre analfabeto y hooligan, siempre frentepopulista, tonto útil o parásito del sistema.