martes, 24 de enero de 2012

Los derechos del euskera-batua.

No son pocas las veces que tenemos que soportar (maldita constitución española) las opiniones de falsos vascos que no son sino quintacolumnistas españolazos, y que se dedican a criticar la  sagrada normalización lingüística:
El Gobierno vasco y las diputaciones auguran restricciones dramáticas en la inversión para 2012, pero se gastarán 200 millones de euros en “normalizar” el euskera

Ante esta situación, que ronda el estado de catástrofe económica, resulta de auténtico escándalo que, en 2011, las administraciones públicas de Euskadi se gastaran 188 millones de euros para “implantar y normalizar" el uso del euskera en la sociedad vasca. Cantidad que se repetirá en 2012 y que representa un pozo sin fin que agota los recursos económicos públicos y cuyo mantenimiento solamente sirve para instaurar un idioma utilizado habitualmente, en el mejor de los casos, por el 18% de la población vasca

Esta cantidad, en la que, además, no están incluidos los gastos indirectos que la imposición idiomática del vascuence genera (traducciones, rotulaciones, contrataciones, publicaciones, etc.), sale, en su mayor parte, del presupuesto de euskera del Gobierno vasco (130,4 millones - 70% -), de las inversiones realizadas por los municipios de más de 5.000 habitantes (37,1 millones -20%-) y de los presupuestos de euskera de las diputaciones forales (20 millones -10,6%-).

Al buen vasco que se va de paseo a la cruz del Gorbea a echar unos irrintxis,  no le pueden doler prendas en soltar cuanto dinero sea necesario para la sagrada causa del batua, esencia protovasca y poseedora de todos los derechos. Si hay que vender unas ovejas latxas, se venden; y si hay que aumentar impuestos, se aceptará con una sonrisa; si hay que cerrar hospitales o servicios se aplaudirá con entusiasmo,  y si se debe renunciar a algún derecho fundamental (o 10, o 20..) se hace. Es por el Partido la Kultura.

En ese sentido del sacrificio ajeno vean por ejemplo esta noticia:
lunes 23 de enero de 2012
El Consejo Escolar de Euskadi certifica que la imposición del euskera influye negativamente en el aprendizaje de los niños vascos obligados a estudiar en una lengua que no es la suya 
Concretamente, el Consejo Escolar de Euskadi constata en su trabajo, que reproducimos íntegramente aquí, "el bajo nivel competencial en euskera de un porcentaje importante del alumnado de los modelos B y D que cursan en esa lengua diversas materias o el currículo casi en su totalidad"
No pasa absolutamente nada. En un lado de la balanza, el sagrado batua, lengua universal de reconocido prestigio y de alta utilidad; en el otro, la educación de los hijos de otros; no puede haber dudas de a quien sacrificar en el altar del vasquismo. Diremos más, ante un nivel tan bajo de batua, lo procedente sería eliminar otras asignaturas prescindibles como historia, matemáticas, ciencias, geografia. Con el batua se supliran esas carencias, lo importante es lo importante.  Además, siempre podrán aprender a hacer derivadas, ecuaciones y demás fruslerías cuando sean mayores, lo importante es lo importante.


Ya lo saben amigos, por la Kultura, por la Hedukazion, sí a la imposición normalización ideológica lingüística. No a la educación, sí a la hedukazion!!.¡No a la cultura, sí a la kultura!.

8 comentarios:

José Luis de Valero dijo...

Tú acertadísimo post también puede aplicarse a las Kulturas idiomáticas del catalá, del valenciá, del balear, del galego y hasta del bable e incluso si me apuras, del silbido canario.

O sea, una auténtica y demencial Torre de Babel y un auténtico desmadre económico que no sirve absolutamente para nada, pero que pagamos todos los españoles.

Ayer mismo oí por televisión que los jóvenes que desean mejorar su situación laboral, optan por estudiar idiomas a marchas forzadas. Idiomas como el chino mandarín, ruso, inglés, alemán, ect, pero en modo alguno el euskera o similares lenguas tribales.

Mis saludos, Señor Ogro

Javier Tellagorri dijo...

Que no, que no, Don Valero, que hay que estudiar el batua, es la unica forma de poder ir al Everest. Allí nadie habla ningún idioma porque no hay nadie, pero es el único idioma que entiende Jaungoikoa.

Señor Ogro. dijo...

El problema don Jose Luis, es que la gente trepanada por este tema, es incapaz de afrontar un debate racional:

- Primero te venden que aprender idiomas es muy útil y es cultura. Esto solo es cierto si el aprender ese idioma amplía el círculo de personas con los que puedo comunicarme.

- Luego te venden que en pais vasco hace falta. Yo digo que hace falta porque se genera una demanda artificial, totalitaria e innecesaria, y peor, pagada por el erario.

- Y naturalmente son incapaces de entender que el español es tan vasco como el euskera, o que la lógica más elemental nos dice que invirtiendo ese pastizal en ingles, nos daría unos réditos educacionales infinitamente superiores, porque con ingles y español, te puedes mover por el mundo entero.

Señor Ogro. dijo...

Don Javier, no lo dude, todos sabemos que los tibetanos son los descendientes que dejó Sabino Arana, cuando fue allí a construir los templos el sólo, acarreando en la espalda todo el utillaje.

Luego el euskalki tibetano se desvirtuó al abandonar estos los preceptos sabinianos, el txistu y la txapalaparta.. y ahora están como están.

El Fugitivo dijo...

Lo increible es con tanto despilfarro no estemos todos debajo de un puente. Supongo que el cupo vasco ayuda a que esto no pase en el paraiso euskaldún.

En Andalucía, en cambio, no necesitamos idioma para despilfarrar. Para eso tenemos a la PSOe bien engrasá.

Si cerraran todas las televisiones y radios públicas y autonómicas, me darían la alegría del siglo, pero eso no va a pasar.

Cuando quiera sonreir, dese un garbeo, señor Ogro por mi desván.

Saludos fugitivos.

Señor Ogro. dijo...

Don Fugitivo, todo este esperpento camuflado de "kultura", sobrevive por, como dice Buesa, el pufo vasco.

Porque en este país, para contentar a los nacionalistas, se les ha dado todo, incluso un reparto de dineros extra que no es sino un pufo. Añadamos nuestra relativa autonomia fiscal, y ya tenemos la máquina de hacer chorizos para pagar cuantas tonterías identitarias se quieran. Hasta ahora claro.

Ahora mismo me paso por el desvan.

Natalia Pastor dijo...

Como dice De Valero esto no es exclusivo del paraiso esuskaldun, si no que es común en todos los oasis nacionalistas donde se utiliza la lengua como medio de diferenciación, de exclusión, de inmersión nazi en las proclamas de los próceres de la "patria".

Señor Ogro. dijo...

Doña Natalia, estando de acuerdo lo que procede es hacerse una pregunta: los grandes partidos nacionales todo esto se lo tienen que saber.. y en 35 años no han hecho ABSOLUTAMENTE NADA para neutralizar la clara estrategia nacionalista.

¿Son ciegos? ¿tontos? ¿inanes?....¿o cómplices?.