viernes, 18 de febrero de 2011

Desvelamos el plan de invasión maketa

Así es megavascos, los españolazos preparan una invasión en toda regla, en un desesperado intento de evitar la vuelta del Partido. Nada menos nos quieren meter 200.000 quintacolumnistas, insinuando que alguna vez fueron vascos.

jueves 17 de febrero de 2011
200.000 exiliados vascos por las amenazas terroristas y la presión del nacionalismo radical podrían regresar a Euskadi cuando se ponga en marcha el plan de ayudas que está elaborando el Gobierno de Patxi López
No sabemos porque Euskalherria debe acoger a esos 200.000 sospechosos, ¿acaso tenemos alguna deuda con ellos?..si se fueron, fue porque quisieron, en plena libertad de irse o ser tiroteados o sus derechos atropellados.. ¿Como sabemos que realmente son vascos y no españolazos o guineanos?. Exigimos que el Partido tome las riendas de esta situación y que decida quienes son vascos de verdad: hay que que mirar el Rh, la forma del craneo, los 15 primeros apellidos, si sabe batua, a quien vota, qué equipo tienen, si está dispuesto a matricular a sus hijos en el modelo D, etc, etc.

Ponderado-Egibar sueña con el tema, el Partido nunca descansa.

(Cogido del mismo enlace de Euskadi Información Global):

Documento de referencia: A continuación, reproducimos íntegramente el documental "El Infierno Vasco", dirigido por Iñaki Arteta, que recoge cómo, durante las últimas décadas, decenas de miles de familias vascas no nacionalistas han abandonado su tierra huyendo del asesinato, la extorsión, el aislamiento social o de las imposiciones lingüísticas. Rodada entre 2005 y 2008, la película es un completo recorrido por las experiencias de un buen número de ciudadanos vascos que optaron por el éxodo a lugares más seguros y con mejores condiciones democráticas.

6 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Para los burukides peneuveros es un golpe mortal traer a Territorio Sioux 200.000 no nacionalistas porque supone la pérdida del Poder PARA SIEMPRE.

Esos vascos exiliados, como los que se muestran el el documenatal "El Infierno Vasco", vienen además con intenciones perversas de NO votar al Partido-Madre.

Qué iba a ser de nuestros pueblos si en vez de pancartas batasunas pidiendo "Presoak Kalera" o "Independentzis orain", se llenan de fachadas limpias o con carteles publicitarios de Coca-Cola o de "Automoviles Ford"?

Las "esencias" de chalapartas, chisturs y tamboriles desaparecerían todos los sábados de la Plaza Mayor de cada pueblo, y para colmo el gentío sería capaz de hablar de política en los bares.

Increíble. Hay que buscar a los hijos de Pol-Pot para que vengan a ayudar a Ternera y a sus chicos.
Nuestra "Jaurlaritza", esa bella palabra que aunque de vasca no tiene nada pero que representa al Gobierno Jatorra de abertzales, a pesar de que la casi ninguno tiene ya apellidos "baskos", se llenaría de maketos exigiendo libertades y decretando libertad de beber chacolí o vino de Toro.

No es admisible tamaña invasión de desertores traidores para evitar que el turricéfalo de Eguibar quede relegado de las páginas diarias de los periodicos.

Señor Ogro. dijo...

Mikel Buesa calculaba la cifra sobre algo más de 100.000 exiliados; él mismo decía que otros autorores apuntaban cifras mayores.

Lo peor Don Javier, es constatar que pocos de todos esos miles de exiliados quieren volver. Y no me extraña, ETA está más debil pero los etasunos siguen campantes en sus puestos, y los efectos de las políticas del nacionalismo "democrático" siguen vigentes. De hecho, solo se constata más radicalización del PNV/EA y resto de ratas.

aspirante dijo...

Triste y lamentable situación que no recibe la denuncia que merece.
Pero miedo me da el tema de las ayudas: en cuanto un socialista se pone a gestionar ayudas siempre hay dineros que acaban en bolsillos a los que no iban destinados.

Señor Ogro. dijo...

Aspirante, no se me habia pasado por la cabeza esto que comentas. Espero que no caigan en esas tentaciones con algo tan sensible.

Pero vamos...como para fiarse de los sociatas...

castelar dijo...

No creo que finalmente llegue a buen puerto. Me refiero a la vuelta de los "exiliados" (el entrecomillado va sin acritud, por supuesto, pero creo que se debería llamar a esa gente "echaosahostias"). No sé dónde ví el otro día que apenas 1 de cada 6 estaría decidido a volver.
Qué pena, por favor... qué triste debe ser tener que vivir lejos de donde quieres por culpa de 4 fanáticos nazis. Y qué triste debe ser también para los que deciden quedarse.

Qué asco de gentuza.

Señor Ogro. dijo...

Castelar, en realidad, no son 4 fanáticos. Los que amenazan, tiran molotovs a tu casa, se chivan a los etarras, etc, pueden ser 4; pero no nos podemos olvidar de la existencia de una masa enorme de nacionalistas que en mayor o menor grado "comprenden", excusan o miran a otro lado desde una equidistancia asquerosa.

Ello sin olvidar que con su voto alientan una política (la del PN y EA), que alimenta con plena consciencia el entorno batasuno, raiz nutriente de la ETA.

Quiero decir, que esos 4 fanáticos siempre han contado con un apoyo social nacionalista... nacionalismo presuntamente "democrático" que a la hora de la verdad es muchos casos o cómplice o equidistante.