lunes, 7 de marzo de 2011

El Cubil con el PP

Sí amigos, no nos hemos vuelto locos, ni peor aún, españoles. Pero desde el Cubil del Ogro, no podemos sino aplaudir esta bocanada de aire fresco que nos llega desde la hermana oprimida, Cataluña, de manos del PP.

Cambios en las pruebas de acceso
El PP quiere que los taxistas de Barcelona hablen español y catalán
El presidente del grupo municipal del PP promoverá una nueva normativa que garantice que los nuevos taxistas hablan las dos lenguas.
Aclaramos que nos parece un buen paso, si luego se da el paso lógico, que el taxista sólo hable catalán. Que gran forma de impulsar la sabino-democracia representaría esta medida. A fin de cuentas, si podemos exigir eso a un taxista, ¿porque no a un autobusero, a un carnicero, al frutero o a un peón de obra?. ¡Incluso a un político se le podría exigir!.

Desde el Cubil aplaudimos esta medida del PP, esperando que sean consecuentes y generen semejantes espectativas en Euskalherria, Galicia, Valencia, etc.

¡Bravo!.
Organigrama pepero por excelencia

8 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Bueno, la Euskal-Kultura ya exige que los barrenderos municipales aprueben el examen de perfil linguistico de euskera. Y es que, el gentío tiene mala leche, qué iba a ser de un barrendero que porta escoba y carrito sin poder pensar en la hora de terminar su jornada no haciéndolo en euskera?

En Galicia ya sucedió que ardió un monte entero porque los bomberos profesionales no habían pasado el examen de galego y no les dejaron acudir a apagarlo. Tuvieron que enviar a lingüistas de galego y claro de bombas de agua y mangueras sabían poco.

Señor Ogro. dijo...

Don Javier, me acuerdo de aquel caso de Galicia; lo más grande es constatar ¿algún responsable político pagó aquello?. Y por pagar quiero decir cese + responsabilidades civiles, no que le quiten de aquí para ponerlo allí: nadie lo pagó, sale gratis "la broma".

Y ahora en Cataluña a por los taxistas, es una cosa alucinante que el PP (presunta alternacia) se sume a la barbarie nacionalista-socialista en un ejercicio descomunal de intervencionismo salvaje.

Reinhard dijo...

El PP catalán es un partido tan extraño como acomplejado, de ahí que de él sólo puedan esperarse extravagancias y guiños al nacionalismo.

castelar dijo...

ahhh, querido amigo, la eterna y fructífera búsqueda del llamado "votante mediano" no entiende de ideologías.

Señor Ogro. dijo...

Reinhard, cada vez tengo más asumido que los liberales dentro del PP no pintan nada (quitando Esperanza Aguirre). Esto es, el PP es tan intervencionista como el PSoe.. tal vez no tanto, pero es intervencionista hasta la médula.-

Señor Ogro. dijo...

Castelar, de acuerdo que los políticos venderían a su madre con tal de alcanzar silla, pero el caso del pp es paradigmático de la necedad humana.

Los mejores resultados del PPc fueron con Alejo Vidal Quadras, un tipo sin complejos que volvía literalmente locos a los nacionalistas con su discurso. Cuando Aznar lo sacrificó al dios-pujol, el PPc se convirtió en una especie de espectro del señor de los anillos, que va donde le dicen que tiene que ir, que no es esto ni lo otro. Y es que con la cantidad de abstención que hay en Cataluña, anda que el PPc no podía buscar otros surtidores de votantes que no fueran las cheerleaders del nacionalismo-socialismo.

Y esto sin olvidar el daño que hace al PP a nivel estatal, porque esto se pega de bruces con el presunto liberalismo defendido desde Genova (13, rue del Percebe)

Natalia Pastor dijo...

Esto es el "arriolismo" en estado puro que se ha impuesto en el PP, para hacerlo lo más light,bajo en calorias y digestible para el consumo del lanar y estabulado pueblo español.
Cuando estaba de tertuliana en COPE, Señor Ogro, una diputada muy cercana a Arenas me dijo sin que se le moviera una pestaña, que para "que el PP gane las generales, tiene que parecerse lo más posible al PSOE".

Y ahí, en la ceremonia de la confusión andan inmersos.

José Antonio del Pozo dijo...

Señor Ogro, es que quieren regular hasta las vueltas que da el viento, qué tíos.
Saludos blogueros