lunes, 12 de septiembre de 2011

El Partido dice NO a la vuelta ciclista española.

Ya se sabía que el Partido, junto a los patriotas de Bildasuna Bildu, estaban en contra de que la sexta columna españolista en forma de vuelta de ciclista a España(antivasca) pasara por Euskalherria. Si la vuelta era por España, ¿para que pasan por la tierra del Partido?.. que ganas de ahondar en el conflicto.

A pesar de esta postura, la vuelta a España pasó, y gracias a Sabino, por lo menos vimos como ganaba un vasco del muy megavasco equipo Euskaltel-Euskadi, un euskadi-equipo de eusko-primera eusko-división. Desde esta Web, y merced a este enlace , queremos demostrar como esto de la vuelta ciclista a España nada tiene que ver con Euskalherria, y como a pesar de que haya ganado un megavasco, el Partido está muy disconforme con todo esto:


La Vuelta Ciclista a España ha sido un asunto incómodo para los nacionalistas vascos, que han votado en el Parlamento contra la idea de volver a traerla al País Vasco. En realidad siempre fue un asunto vasco, desde su antecedente inmediato, el Gran Premio de la República, consistente en una prueba Eibar-Madrid-Eibar, patrocinada por los fabricantes eibarreses de bicicletas.

Interrumpida por la guerra civil, la mundial y las carencias de la larga posguerra española (no había combustible para los coches de acompañamiento) la Vuelta remonta y conoce sus años de esplendor a partir de 1955, cuando empieza a encargarse de su organización El Correo Español-El Pueblo Vasco, y, de manera muy señalada, Luis Bergareche Maruri, gerente del diario y director general de la prueba ciclista.

El 9 de mayo de 1968, ETA colocó una bomba en el recorrido de la Vuelta a su paso por Urbasa. El 6 de abril de 1969, dos militantes de EGI (Eusko Gaztedi, Juventudes del PNV) Joaquín Artajo y Alberto Asurmendi, fallecieron al explotarles la bomba que pretendían colocar en el recorrido. Ocho años después, el PNV los reivindicó como militantes suyosen la revista Euzkadi, el 23 de febrero de 1977.

El 11 de diciembre de 2008, el PNV (Junto a EA, EB y PCTV) rechazó en el Parlamento vasco la propuesta del popular Carmelo Barrio de llevar la Vuelta a Euskadi. El 11 de noviembre de 2009, la Cámara apoyó una iniciativa similar con el voto del PNV en contra.

Y para demostrar el descontento del Partido, y el enfado que todo megavasco debe mostrar por esta invasión de la sexta columna española, he aquí la portada del DEIA, diario del Partido.



Como se observa, puro disgusto el que destila el periódico del Partido. Por cierto, el Partido debería abrir una investigación a todos los miles de personas que se acercaron a ver dichas etapas, está claro que quien va a ver a esta sexta columna, tiene que ser necesariamente de la quintacolumna españolita: exigimos pues una depuración como Sabino manda.

4 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Mientras veía la etapa, no podía si no mostrar mi perplejidad ante los comentaristas de televisión que mostraban como "hecho histórico" que la Vuelta volviera a Vascongadas treinta años después.
No señores, no; no es un "hecho histórico" que la Vuelta regrese tres décadas después.

Lo que es, es una vergüenza y una muestra de hasta que punto los nacionalistas han convertido -ante la complacencia,el miedo y el chalaneo del resto de las partidos-, unas provincias españolas en un "territorio comanche".
Ese es el asunto.


Besos.

Señor Ogro. dijo...

Pues sí doña Natalia, así es. El fascio sabiniano ha conseguido que lo excepcional, lo raro, sea considerado como normal (que la vuelta NO pase), y que ahora se considere como algo histórico la ruptura (momentanea) de dicha anormalidad.

Es el mundo al revés donde se llama "normalización" a procesos ilegales de imposición salvaje, pisoteando derechos fundamentales de los padres por ejemplo.

Todo esto es tan normal como la noticia, donde vemos al PNV gritando que no pasen, para luego celebrar la victoria de una etapa de un ciclista solo porque el tipo es vasco y su equipo también: esquizofrenia pura.

Javier Tellagorri dijo...

Como bien dices la Vuelta la inventaron los vascos y la dirigian vascos de Bilbao. Pero el fallo estuvo en que se llamara de España, porque si se hubiera denominado la "Vuelta Baska a Tierras Reivindicadas como invadidas", desde Cadiz a Burdeos, el apoyo hubiera sido masivbo hoy.

Señor Ogro. dijo...

Don Javier, ahí le ha dado, al menos se podría emitir únicamente en batua o que en las diversas metas o puertos ondeara siempre la bandera del Partido o por lo menos una de "euskal presoak". Así tal vez el Partido diera el visto bueno.

Para ser aceptable, podría ser algo como "vuelta al estado opresor maketo".