lunes, 26 de septiembre de 2011

Los presos políticos demuestran que quieren la paz.

Y que mejor para ello, amigos del zulo y el irrintzi mañanero, que elegir a la persona adecuada para que les represente.

PARA FIRMAR LOS ACUERDOS DE GUERNICA
Los presos de ETA eligen al asesino de un niño de 13 años como representante 
Jon Agirre Agiriano nunca ha pedido perdón por este asesinato ni por el de un humilde marmolista. Ayer firmó como representante de los presos.


El Partido cree que este titular es claramente propio de la ultraderecha, porque vamos a ver: ¿como sabemos que ese marmolista  no era agente de la guardia civil? ¿o como sabemos que ese chaval de 13 años (en la imagen) no fuera un enemigo del pueblo vasco, enemigo del euskera y maketo irredento?. Lo que pasa aquí es lo de siempre, que las llamadas "víctimas del terrorismo"  no quieren la paz y siempre andan poniendo obstáculos en el proceso de diálogo: que si ametrallaron a este, que si le pusieron una bomba al otro, que si solo tenía trece años. ¿Acaso el Partido no deja claro que hay que buscar la paz y que tanta culpa tiene el que dispara como el recibe la bala? ¿acaso no es fruto todo de un contencioso, esto es, del Konflikto?.

En cualquiier caso, la muerte de este maketo extremeño chaval fue claramente un accidente, porque el bueno de Jon Agirre (en la imagen) no quería que la bomba lo matara e hiriera gravemente a otro chava,  sino pulirse a cuantos guardias civiles pudiera.  ¿Como dudar por tanto de la buena fe de este preso político encerrado sin razón eusko-ética?.

Miren a los ojos de Jon, y no verán sino arrepentimiento por no poder haber matado más y deseos de seguir descojonándose de la justicia de lograr la paz y la independencia la resolución del Konflikto, que tanto ha hecho sufrir a los que disparaban y a los que recibían los disparos accidentales. El Partido considera pues, que gentes de este tamaño eusko-ético son los que hacen falta para alcanzar la eusko-paz y la independencia.


7 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

El PARTIDO MADRE lo que quiere es la paz, que consiste en que los CURAS (ellos, los kurkullus y korkorekas) junto a los gudaris (mata-niños y civiles con bomba a distancia) gobiernen la gran EuskalHerria. Sin maketos.

"La problema" lo tienen en que ya no les quedan oriundos con apellidos vascos y la mayoría tienen apellidos extremeños, zamoranos o andaluces.

Señor Ogro. dijo...

Don Javier, por eso muchos "creyentes" sabinianos euskaldunizan su nombre y en casos, hasta el apellido. Es una cosa digna de estudio, como la aparición de nombres que nunca existieron o el renombramiento de las localidades vascas con tal de que suenen algo a euskear, aunque sea de rebote.

Natalia Pastor dijo...

Es tremendo.
¿Alguien cree que es posible semejante estulticia en otro país que no esa éste?
¿Ver al asesino de un niño, que jamás se ha arrepentido y pedido perdón, ejercer de firmante y notario de la voluntad de los presos de ETA?.

Lo peor, con todo, no es eso:lo peor es que socialistas y proetrarras celebran el acto, se estrechan las manos y brindan por el feliz acontecimiento para oprobio y escarnio de las víctimas, sus familiares y deudos.

Señor Ogro. dijo...

Doña Natalia, ello sin olvidar al fiscal general, dando tumbos de borracho según le de el viento, todo un símbolo de la justicia devenida en porqueriza.

Reinhard dijo...

Por desgracia, amigo Ogro, esta paz puede resultar francamente asquerosa. La máxima progre de odia el delito y compadece al delincuente puede quedarse muy corta. Será la mierda y la sangre las que mancharán las togas de tanto ropón sinvergüenza.

Señor Ogro. dijo...

Reinhard, y es que ya una realidad histórica y constatable el cómo la izquierda española, es enemiga ya no solo de la legalidad, sino de la defensa del apaleado, y del castigo al delincuente.

Se pasan la vida premiando a delincuentes, dictadores, etarras y resto de escorias. Es alucinante que tengan la cantidad de votos que tienen, es propio de una sociedad acéfala y aneuronal.

aspirante dijo...

Hace tiempo que vengo diciendo que al final del proceso a éstos los darán una medalla y les darán una pensión vitalicia.
Antaño lo decía con ironía, pero cada vez está más claro que se empeñan en que acierte en mi funesto pronóstico.

Un fuerte abrazo.